Examen coprológico

Un examen coprológico o coprogram es un estudio de laboratorio de las heces humanas con el propósito de diagnosticar el trabajo de los órganos, principalmente el tracto digestivo.

El análisis coprológico ayuda a evaluar:

  • estado de la microflora intestinal;
  • capacidad de digestión y actividad enzimática del estómago, páncreas e intestinos;
  • trabajo de la vesícula biliar;
  • la velocidad de paso de los alimentos a través del tracto digestivo;
  • presencia de procesos inflamatorios en el intestino;
  • la presencia de gusanos y sus huevos o protozoos.

¿Cómo darles heces para un examen escatológico?

El material para el análisis es recopilado por la persona misma, y ​​para que los resultados sean lo más precisos posible, es necesario seguir ciertas reglas:

  1. Se debe obtener una muestra de heces con defecación natural. No use enemas (al menos dos días antes de tomar el material) y tome laxantes (al menos tres días).
  2. Antes de tomar la prueba (2-3 días) se recomienda negarse a tomar medicamentos que puedan afectar la composición de las heces. Estas drogas incluyen carbón activado (puede afectar el color de las heces), preparaciones de bismuto, pilocarpina, cualquier supositorio rectal.
  3. Es recomendable observar una dieta durante varios días, para limitar el uso de productos que tienen propiedades laxantes o de fijación, que pueden causar una mayor formación de gases o afectar el color de las heces.
  4. Es deseable que la recolección de heces para el examen coprológico se lleve a cabo inmediatamente antes de pasar la muestra al laboratorio. Cuanto menos tiempo pase después de la defecación, más precisos serán los resultados. Es aconsejable que no pasen más de 6 horas desde el momento del muestreo hasta que llegue al laboratorio, ya que la composición microbiológica puede cambiar, y esto afectará los resultados.
  5. La muestra recolectada antes de colocarla en el laboratorio debe colocarse en un recipiente de plástico o vidrio, bien cerrado. El almacenamiento en el refrigerador está permitido.

Descodificación de la investigación coprológica

En el análisis coprológico de las heces se gasta su investigación en varias direcciones:

  1. Examen macroscópico Incluye evaluación de color, consistencia, olor, presencia de moco, restos de comida no digerida, helmintos o sus huevos. En una persona sana, las heces deben ser de color amarillo-marrón a marrón oscuro (debido a los productos de procesamiento de la bilis), contienen una cierta cantidad de humedad, no contienen moco, sangre, pus y parásitos, y tienen un cierto olor. La presencia de olor a putrefacción, no intencional por la tasa de inclusiones, la densidad excesiva o la escazacidad de las heces, indica una violación.
  2. Investigación química Incluye probar la reacción al pH, sangre latente, la presencia de pigmentos biliares y proteínas solubles. En una persona sana, la reacción de pH es neutra o ligeramente alcalina (6.8-7.6), la bilirrubina está ausente (solo hay un producto de su desintegración de esterocilina), y no debería haber sangre y proteínas solubles.
  3. Colección de heces para un examen coprológico

  4. Examen microscópico Investigamos los restos de alimentos digeridos, la presencia o ausencia de músculo y tejido conectivo, el contenido de grasas y ácidos grasos, almidón, microflora, epitelio, leucocitos, eosinófilos. Una persona sana en las heces carece de grasas y ácidos grasos, músculo y tejido conjuntivo, almidón. Contienen glóbulos blancos individuales, una pequeña cantidad de sales de ácidos grasos (jabones) y una cantidad diferente de fibra vegetal.

La desviación de los índices normales puede indicar procesos inflamatorios y la alteración de las glándulas endocrinas.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

62 − = 59