calcificación en la placenta

La placenta es un órgano verdaderamente sorprendente. Asegura el desarrollo normal y el funcionamiento del feto. Al mismo tiempo, es temporal que existe solo durante el embarazo y deja el cuerpo de una mujer en el proceso de dar a luz. Desafortunadamente, al igual que todos los demás órganos, la placenta, aunque todavía está en el útero, es susceptible a diversas enfermedades y patologías. Uno de ellos: calcificación de la placenta o calcaneosis de la placenta.

Calcina en la placenta - causas

La calceosis de la placenta se produce como resultado de la deposición de calcio en la placenta, y las causas de este fenómeno pueden ser varios procesos, incluidos los infecciosos. Otra causa más probable de calcificación en la placenta es una violación del flujo sanguíneo.

Los problemas con la calcificación de la placenta no pueden dar el calcio en sí, sino los factores que llevaron a su acumulación en este lugar y que pueden conducir a diversas violaciones de la placenta, es decir, insuficiencia placentaria.

Si se encuentran calcificaciones en la placenta, su condición y la condición del feto pueden verse amenazadas. Las consecuencias derivadas de la presencia de calcificaciones en la placenta pueden ser muy diversas, desde manifestaciones menores de gestosis hasta el retraso del crecimiento intrauterino y el desarrollo del feto, lo que reduce su capacidad de adaptación y aumenta el riesgo de complicaciones hipóxicas durante el parto.

Para evaluar los indicadores de estado fetal, es necesario someterse a una serie de exámenes:

  • una prueba de sangre para homocisteína;
  • una prueba de sangre para anticuerpos a cardiolipina, ADN,
  • hemostasiograma, D-dímero.

Calcinado en la placenta - tratamiento

Cuanto antes se identifiquen los factores de riesgo, mayores serán las probabilidades de evitar complicaciones graves. Calcinatos simples en la placenta no representan una gran amenaza para el bebé, y el monitoreo constante ayudará a evitar su acumulación en grandes cantidades.

Si la calcificación en la placenta ha alcanzado niveles significativos y la mujer tiene signos externos (hinchazón, retraso en el desarrollo del feto, hipertensión), entonces el tratamiento puede ser ineficaz.

En el caso en que la calceosis es causada por una infección transmitida previamente, el médico decide si pospone la terapia con antibióticos.

"Envejecimiento" de la placenta

La edad y el grado de madurez de la placenta se juzgan por su tamaño, la presencia en ella de todas las mismas "calcificaciones", por lo que a menudo la calcificación en la placenta se encuentra, por ejemplo, en 33 semanas. La formación y depósito de calcita es un proceso normal de maduración de la placenta, pero no su envejecimiento. Este término es intimidado por muchas mujeres embarazadas, sin embargo, no es del todo correcto.

En el proceso de la vida, todos los órganos se desarrollan y envejecen. Incluso nosotros, un niño en crecimiento, envejecemos durante los nueve meses. Por lo tanto, será más correcto llamar a este proceso "que está madurando". Y cuando la placenta madura contiene calcificaciones, esto es normal. La obstetricia moderna no reconoce las calcificaciones en la placenta al final del embarazo como un síntoma patológico. calcificación de la placentaEste es un signo de madurez de la placenta.

La maduración prematura de la placenta también es peligrosa. Las causas de este fenómeno pueden ser el aborto, que la mujer hizo antes, las infecciones intrauterinas, el tabaquismo antes y durante el embarazo, el sistema endocrino. En una zona de riesgo, diabéticos y mujeres, gemelas embarazadas.

Una mujer con un diagnóstico de "calcificación de la placenta" se prescribe un curso de medicamentos y cuentagotas para mantener el funcionamiento normal de la placenta y prevenir la hipoxia. Y si todas las instrucciones del médico se implementan correctamente, existen todas las posibilidades de dar a luz a un niño sano.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

3 + = 7