cuando un niño puede recibir fresas

Hubo un verano largamente esperado, es hora de verduras y frutas frescas. Y, por supuesto, todas las madres quieren que su bebé obtenga el mayor beneficio posible de ellas. Ya es impaciente consentir al joven con bayas y frutas fragantes.

La fresa es una baya fragante jugosa, que es amada por niños y adultos. Pero, a pesar de su rica reserva de vitaminas y elementos útiles, la reacción a ella no siempre es inequívoca. Y la alergia a las fresas en un niño no es el único peligro que tiene en sí mismo. Y para familiarizarse con las migajas que pasaron sin consecuencias, lo conduciremos competentemente.

Fresa y sus beneficios

Teniendo en cuenta las propiedades útiles de las fresas se puede identificar que tiene un efecto beneficioso sobre el sistema digestivo del niño, mejorando así su apetito. Contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales, incluyendo vitaminas A, B, C, hierro, calcio, magnesio, fósforo y ácido fólico. También tiene un buen efecto diurético y diaforético, mejora la composición de la sangre y sacia la sed. Strawberry reduce el riesgo de gripe, mejora la inmunidad y fortalece los vasos sanguíneos. Tiene fuertes propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Además, esta baya apetitosa destruye los agentes causantes de infección intestinal, estafilococos, estreptococos y neumococos.

Sin embargo, a pesar de tanto positivo para el cuerpo de las partes, los pediatras todavía no aconsejan darse prisa para dárselo al niño.

¿A qué edad puedes dar fresas a los niños?

Las fresas son un alergeno fuerte, y se recomienda dárselo a su hijo no antes de un año. Y primero intente darle al bebé solo la mitad de las bayas, y al día siguiente, si no encuentra reacciones indeseadas en forma de sarpullido o diarrea, duplique la dosis.

Algunos tratan de dar fresas a los niños hasta por un año, a la edad de 6-7 meses, lo cual es altamente indeseable. El organismo del niño en este fresa para el niñoEl período aún no está listo para un producto tan serio y al principio simplemente no puede hacer frente a él. No se apresure en el momento en que pueda darle el bebé de fresa.

Además, no le dé demasiadas bayas a su hijo a la vez, porque las sustancias que contiene no se digieren en grandes cantidades a la vez y pueden acumularse en el cuerpo, lo que causa una fuerte diátesis. En ausencia de alergias infantiles a las fresas, puedes darle un par de bayas por día, pero nada más.

Además, no olvide tratar las bayas con cuidado antes de servirlas en la mesa, ya que muchos patógenos pesados ​​pueden acumularse en las vellosidades disponibles en él.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

+ 9 = 16