presentación pélvica del feto 27 semanas

Una presentación pélvica es la posición del feto, en la que la pelvis, las nalgas o las piernas se encuentran en la parte inferior del útero. Vale la pena señalar que la posición del feto antes de la semana 27 de embarazo puede cambiar varias veces, por lo que la presentación pélvica se diagnostica solo en un período de 28 a 29 semanas.

E incluso si en la semana 27 el médico diagnosticó una presentación fetal pélvica, es demasiado pronto para preocuparse. Su bebé de hasta 36 semanas fácilmente puede bajar la cabeza. Anteriormente en la práctica médica, se utilizó el método de volcado manual, pero hasta la fecha, este método ha sido abandonado debido al alto riesgo de lesiones para el niño y la madre. Hoy existe un método alternativo para arreglar la posición del feto: la gimnasia, que incluye una serie de ejercicios especiales.

Causas de presentación pélvica

La razón principal de la ubicación incorrecta del feto se llama disminución del tono del útero. Otros factores pueden ser infertilidad, polihidramnios, diversas patologías del desarrollo fetal. Para diagnosticar la presentación pélvica, el ginecólogo puede en un examen de rutina, después de lo cual se usa una ecografía para confirmar el diagnóstico.

El peligro de la presentación pélvica

La cabeza del bebé al nacer es la parte más grande del cuerpo de diámetro. En consecuencia, si la cabeza pasa primero a través del camino de la cadera, la salida del resto del cuerpo es casi invisible. En la presentación pélvica, las piernas o las nalgas salen primero, mientras tanto, la cabeza del niño simplemente puede atascarse. En este caso, el feto casi siempre experimenta hipoxia aguda. Además, hay una alta probabilidad de trauma de nacimiento.

Gimnasia con presentación fetal

Para cambiar la ubicación incorrecta del feto en la semana 27-29ª del embarazo, el método de IF es muy popular. Dikan. La gimnasia se puede utilizar hasta 36-40 semanas y, como muestra la práctica, con la presentación pélvica del feto, los ejercicios regulares dan buenos resultados.

Debe acostarse sobre una superficie dura y girar de lado a lado cada 10 minutos. Los ejercicios se realizan 3 veces al día antes de las comidas y se repiten 3-4 veces.

Cuando el feto tome la ubicación correcta (cabeza abajo), trate de acostarse y dormir en el lado correspondiente al dorso fetal. También se recomienda usar un vendaje que aumente el útero en una dimensión longitudinal y evite que el niño retroceda.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

− 8 = 1