Sandía con lactancia

Al final del verano, a principios de otoño, madura una sandía, una baya dulce y jugosa. Bueno, ¿cómo se puede resistir la tentación y no disfrutar de una fruta rayada? Por lo tanto, la madre de los bebés plantea la cuestión de si una sandía puede ser alimentada. Es hora de considerar todos los pros y contras.

Beneficios de la sandía cuando se amamanta

Además del excelente sabor, la sandía tiene propiedades útiles:

  • la composición de esta fruta incluye vitaminas (por ejemplo, PP, B1, B2) y oligoelementos (potasio, magnesio, calcio), tan necesarios para una mujer debido al debilitamiento del cuerpo después del embarazo y durante la lactancia;
  • contenido en la sandía vitamina C ayudará a una mujer a fortalecer la inmunidad al comienzo del período epidémico de la gripe;
  • Además, la sandía durante la lactancia es útil para una gran cantidad de hierro. La anemia a menudo es un problema real de embarazo y lactancia;
  • una mujer dedicada a cuidar a un bebé, quiere verse hermosa. El ácido fólico, contenido en la baya más grande, normaliza la digestión y mejora la tez. Los antioxidantes previenen el envejecimiento del cuerpo. El ácido panthenólico elimina las toxinas y proporciona un sueño profundo;
  • Además, las madres notaron un vínculo entre la sandía y la leche materna: debido al mismo ácido fólico, la cantidad de leche aumenta;
  • La sandía contribuye a eliminar el exceso de líquido y elimina el edema, un fenómeno frecuente después del parto.

Posible daño a la sandía cuando amamanta

Desafortunadamente, además de las propiedades beneficiosas antes mencionadas de la sandía durante la lactancia, existen varios riesgos para la salud tanto del bebé como de la madre.

Primero, la fruta roja pertenece a los alérgenos fuertes. Una alergia no tratada en un bebé puede convertirse en una diátesis.

En segundo lugar, la mayoría de las veces esta fruta dulce se utiliza como postre después del plato principal. Mezclado con otros productos, la sandía para una madre lactante a menudo es una fuente de sensaciones desagradables de pesadez en el estómago y una mayor producción de gas. La mama también puede alterar el cólico intestinal.

En tercer lugar, el envenenamiento con sandía durante la lactancia no es infrecuente. El hecho es que los proveedores inescrupulosos a menudo mordisquean bayas con nitratos para acelerar la maduración. Sufre y el niño al que llega a través de la leche torácica productos químicos nocivos.

¿Cuándo puedo comer sandía mientras estoy amamantando?

Para minimizar las consecuencias negativas de beber sandía, siga algunas de nuestras recomendaciones:

  1. No se apresure a comprar las primeras sandías que aparecen en los mercados a principios de agosto. El tiempo de maduración natural de las sandías cae a fines de agosto - septiembre.
  2. Elija una sandía sin grietas y manchas, a través de la cual puede penetrar una infección. Simplemente no coma frutas inmaduras o lentas: las madres que amamantan solo pueden comer una sandía madura. Compre una baya con una punta seca, un parche amarillo en el costado y una malla seca en la piel.
  3. Dele una sandía para probar con uno de los miembros adultos de la familia. En ausencia de signos desfavorables de intoxicación durante el día, relajado con una baya dulce.
  4. Puedes amamantar sandía

  5. Pruebe una pequeña porción de sandía y observe la reacción del cuerpo del bebé. Si no hay manifestaciones de alergias, la próxima vez intente un poco más. Encuentre la fuerza para abandonar la sandía hasta que el bebé no tenga 3-4 meses de edad.
  6. Use sandía entre las comidas principales, sin mezclar con ningún otro alimento, excepto con una rebanada de pan blanco.

Como puede ver, la sandía es un producto único que brinda beneficios y daños. La precaución y una medida ayudarán a una madre lactante a regalar una baya dulce sin consecuencias.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

9 + 1 =