Un recién nacido tiene un excremento líquido de color amarilloLa cuestión de las heces del bebé preocupa a todas las madres a una, tan pronto como nazca. El tipo de heces puede cambiar sin motivo aparente o ser una reacción vívida a la enfermedad. Veamos qué es una silla normal y cuál es la desviación de la norma.

¿Por qué el recién nacido tiene una heces líquidas de color amarillo?

El proceso de digestión es muy lento en el niño. Dado que se alimenta exclusivamente de leche materna, sus heces son muy diferentes de las heces de un niño mayor.

Es un alimento líquido que proporciona a las heces una consistencia líquida, pero no acuosa. Tan pronto como el niño comience a recibir alimentos complementarios, el color, el olor y la apariencia de las heces cambiarán inmediatamente. Es por eso que el recién nacido tiene un excremento amarillo líquido. Este es un aspecto y color natural que puede variar de amarillo claro a oscuro.

Los niños artificiales que usan la mezcla tienen una consistencia más densa de heces, similar en densidad a la crema agria. El color de las heces no es muy diferente de los bebés en la lactancia. Dependiendo de la marca de la mezcla, en su composición de vitaminas, las heces también serán diferentes.

¿Por qué cambia el tipo de silla?

Una evacuación líquida de color amarillo en un recién nacido puede cambiar repentinamente, tener una mancha de moco, un olor fuerte y desagradable, volverse más verde. Todos estos cambios son típicos para la situación en que la madre introdujo un nuevo producto en su dieta o abusó de algo no autorizado. Si el bebé está alegre y alegre con tal cambio en las heces, no es atormentado por el gazik, entonces, pronto todo estará bien.

Pero cuando los dolores abdominales se unieron a los cambios en las heces, como lo demuestra el tirón brusco de las piernas hacia ella, y luego su enderezamiento brusco, entonces tal vez se produce una infección intestinal tóxica.

Determine sin consultar a un médico que no funcionará, por lo que tendrá que llamarlo a su casa. El médico puede recomendar la realización de pruebas para el diagnóstico correcto, porque a menudo detrás de tales síntomas se encuentra una disbacteriosis o intolerancia a la lactasa.

Pero si la alta temperatura se ha unido a los dolores y las heces sueltas, sin demora se requiere ir al hospital de la policlínica infantil, porque el cuerpo del bebé recién nacido se deshidrata rápidamente y esto es muy peligroso para su salud.

Si la madre nota un excremento líquido y espumoso de color amarillo en el recién nacido, se recomienda pasar un análisis para la asimilación de la lactosa. Esta imagen es típica para los niños que, debido a causas innatas, no pueden absorber los nutrientes de la leche y necesitan nutrición médica.

Si no hay ninguna posibilidad de dirigirse urgentemente al médico, se recomienda extraer la leche líquida frontal y dar al bebé más líquido para chupar. Por lo tanto, será posible influir en la asimilación de sustancias útiles y evitar que el niño se evapore en las heces.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

19 − 12 =