Deuda Marital

El deber conyugal es un concepto, antes que nada, moral. Se encuentra a la par con valores tan vitales como la honestidad, la reciprocidad, la lealtad, el deber y el honor. Todo esto simboliza una familia fuerte y la interacción de los cónyuges.

Una deuda conyugal se puede considerar en dos aspectos. El primero es el puesto desde el lado legal. Después de registrar la relación en la oficina de registro, la pareja tiene derechos y obligaciones, fijados por actos legales regulatorios. Están estrechamente relacionados con la definición del tipo de actividad, el lugar de residencia, con la observancia de la fidelidad, con el apoyo y la asistencia mutua. En la esfera íntima de las relaciones, no hay obligaciones legalmente establecidas. Una excepción pueden ser ciertas situaciones, por ejemplo, perversión sexual, que el segundo cónyuge no está de acuerdo.

Aquí todo depende de la moralidad y educación de marido y mujer. El sexo solo no será suficiente para preservar la armonía en la familia, es necesario valorar los aspectos morales de la relación.

Hay un segundo punto de vista: moral. El sexo junto con el amor: este es un deber conyugal, una instalación para la preservación de las relaciones familiares. En este caso, habrá armonía sexual y espiritual.

Verdades simples

Con un rendimiento regular de oportunidad conyugal para unas vacaciones familiares, la ocurrencia de insatisfacción con la vida sexual, la probabilidad de la traición, se vuelve mucho menos. Es importante estudiar bien a tu pareja, ser capaz de satisfacer y realizar sus deseos sexuales. También hay una necesidad de cercanía en el nivel mental y espiritual. Respeto mutuo, amor, honestidad: todo esto debería ser la base de su vida familiar.

Incumplimiento del deber matrimonial: desafortunadamente, muchas parejas se enfrentan a este problema después de que la pasión desaparece lentamente. Además, la calidad de la vida familiar está influenciada por muchos aspectos. Esta convivencia con sus padres, los niños, causando malestar en el lado íntimo de su relación con su cónyuge, la ejecución del cónyuge programado de la deuda. Todo esto forma un ambiente sexual entre marido y mujer, lo que afecta significativamente su relación.

"¡Barre la espalda!" O lo que los hombres quieren

Deber de la esposa del cónyuge Tratemos de descubrir qué es y cómo debe comportarse una mujer. La mujer - un conductor de su marido, ella le dice la forma de sus decisiones deseos, confiando en su intuición y sabiduría femenina. Después de todo, para nosotros, un excelente estudiante y bellezas, y simplemente buenas chicas, los hombres son capaces de hacer mucho. Y si la vida familiar un hombre no revela su potencial, la mujer no quiere pasar tiempo con él y dedicarse a él por completo. Del mismo modo, podemos decir sobre el comportamiento de una mujer en relación con un cónyuge.

Una mujer debe recordar que un hombre siempre debe estar lleno y satisfecho. Para esto debes tratar de ser deber matrimonialSiempre listo para la intimidad, si tu electo lo quiere. Pero nuevamente, la comprensión entre los cónyuges es necesaria. Después de todo, hay momentos en que una esposa está realmente cansada después de un día ocupado o se siente mal. Por lo tanto, es importante que ambos sean sabios y discretos.

En resumen, podemos concluir que el deber conyugal, y en relación con la intimidad sexual, no es tan simple como parece a primera vista. A menudo hay parejas que tienen más de un año, o incluso una docena de años vividos juntos, no inmediatamente capaz de darse cuenta de la importancia de la deuda matrimonial. Por eso es importante para construir inicialmente una base sólida de su casa y hogar y para cuidar de su esposa.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

− 2 = 7