Lo pensé yo mismo, me ofendí

Yo mismo me ofendí

"¡Pensé en ello yo mismo, me ofendí!", Muchas niñas y mujeres escucharon esta reprimenda de sus compañeros. ¿Por qué se aplica a las ofensas femeninas una formulación de este tipo, y cómo dejar de resentir las bagatelas? Veamos este artículo.

¿Por qué nos ofendemos?

La ternura no es una propiedad innata del personaje. Los niños comienzan a ofenderse solo después de que están acostumbrados a las reglas. Por ejemplo, a un niño se le enseña a compartir sus juguetes. Y aquí el vecino en la caja de arena toma su pala, pero no da su cubo. ¿Qué siente un hombre pequeño? Resentimiento hacia un compañero que no estuvo a la altura de sus expectativas y autocompasión. Aquí está, la primera ofensa.

En ciertas circunstancias, un niño, y luego un adolescente, aprende con la ayuda de su resentimiento a manipular a los demás. Como regla general, la sociedad permite que las niñas se comporten más tiempo que los niños pequeños. En la misma situación, se le dirá estrictamente al niño: "¡Compórtate como un hombre!", Y una niña pequeña lamentará y ayudará a restaurar la justicia. Desafortunadamente, esta es la forma en que se resuelve el resentimiento en el personaje femenino. Y la mujer adulta oye un desdeñoso: "¿Te vuelves a ofender?"

Entonces, la sensación de resentimiento surge de expectativas injustificadas. Una chica espera un sms romántico de un chico, y cuando no lo hacen, se ofende. Mientras que las relaciones están experimentando una etapa inicial, los hombres están listos para ser culpables sin culpa. Pero con el tiempo, volverán a equipar caprichos lindos en la categoría de tiranía. Y la ternura se llamará por su nombre: el deseo de ser manipulado con la ayuda de un sentimiento de culpa infundado. Y una vez, por hábito, después de haber hecho una esponja con el puchero, una mujer recibe una lección cruel. En lugar de un hombre adulador, ella ve que retrocede. Y oye las palabras que le arrojaron por encima del hombro: "Has pensado en todo, te ofendes, ahora, y te sientas con tu ofensa".

¿Por qué no deberíamos ofendernos?

Algunas parejas viven toda su vida, una sufre insultos y la otra, un sentimiento de culpa. ¿Tengo que cambiar algo, buscar razones y formas de salir? Los psicólogos y los médicos son responsables de manera inequívoca en sentido afirmativo, el debería tratarse de piel fina, de lo contrario, conduce a la enfermedad física grave. El resentimiento es amargura, que llevamos adentro y nos envenenamos a nosotros mismos. Si envenenas tu alma por mucho tiempo, puedes sufrir insomnio, problemas cardiovasculares e incluso cáncer. Y si la mala salud ya comienza a manifestarse, entonces es hora de buscar la comprensión, cómo no ofender a las personas.

¿Cómo dejar de ofenderse?

Entonces, para insultar, hay dos razones.

  1. El primero - manipulativo. Este es un hábito fijo en la naturaleza de interactuar con los demás: te estoy esperando, no me das, me ofende, te arrepientes y das. En este esquema, se establece la respuesta a la pregunta de cómo aprender a no ofenderse. El truco es que la persona adulta espera algo de alguien. Es con esta expectativa que necesita trabajar, y para empezar, descubra los siguientes puntos:
    • es posible obtener lo que quieres con tu propia fuerza. La autosuficiencia hace que una persona sea más fuerte y más independiente. Para una persona así, otras personas se arrastran consigo mismas, y no hay necesidad de mantenerlas cerca de uno mismo con un sentimiento artificial de culpa;
    • ¿Sabe la persona lo que se espera de él? Los hombres están realmente inclinados a mostrar menos sensibilidad y previsión. Pero con gusto hará por el amado todo, por lo que abiertamente pregunta.
  2. La segunda razón - objetivo. Cómo dejar de ofenderse la mezquindad puede herir muy profundamente, causar un verdadero insulto. ¿Cómo aprender a no ofender a las personas en tales casos? Aquí la respuesta es una: aprender a aceptar y perdonar. Acepte el hecho de que algunas personas tienen un camino más largo de maduración espiritual. Perdonar sinceramente, liberar una carga innecesaria de tu corazón y no recordar más sobre eso.

En ambos casos, trabajar en ti mismo, en el desarrollo de tus propias cualidades te ayudará a superar algún tipo de resentimiento. La clave de todos los problemas es comenzar a mirar dentro de uno mismo, de modo que, desde una persona que se ofende por insignificancias, se convierta en una persona libre de resentimiento y expectativas vacías.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 5.00 из 5)
Loading...
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

5 + 3 =

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: